jueves, 3 de enero de 2013

Orden de los Hermanos Menores Capuchinos. PARTE II

Ruinas.... ¿no ves que por dentro estoy en ruinas?
Mi cigarro va quemando el tiempo,
tiempo que se convirtió en cenizas
Fito & Fitipaldis

 Y no todo va a ser rezar. En esta discoteca de 9 m² los frailes disfrutarían de sus momentos de ocio. ¡Cuántas íntimas amistades nacerían entre estas cuatro paredes!




 El Monasterio de Capuchinos cuenta con un espacio inigualable para la celebración de todo tipo de actos y presentaciones.


El organismo responsable de los fondos bibliográficos del Monasterio de Capuchinos asesora a sus usuarios sobre la utilización de las herramientas tecnológicas necesarias para la búsqueda de ejemplares.


 El alto valor de los libros que aquí se custodian obliga a tener a varios frailes que durante todo el día y toda la noche protegen este patrimonio religioso de incalculable precio.



 Los clásicos anticristianos abarrotan las estanterias.


Puede ser que la respuesta
sea no preguntarse porqué,
Virgen de la locura
nunca mas te voy a rezar
que me he enterao'
de los pecados que me quieres quitar...
Fito & Fitipaldis


El patio de mi casa 
es particular,
cuando llueve se moja 
como los demas,
A estirar, a estirar,
que el demonio va a pasar.  

 "Una, dos y tres, el escondite inglés, sin mover las manos ni los pies."… 


 "Y del Edén salía un río para regar el huerto, y de allí se dividia y se convertía en otros cuatro ríos."
-Genesis 2:10




Ten Piedad, Señor, Ten Piedad,
Soy Pecador, Ten Piedad...
Ten Piedad, Señor, Ten Piedad,
Soy Pecador, Ten Piedad... 


 Uno, dos, Ya viene por ti
Tres, cuatro, cierra bien la puerta
Cinco, seis, toma el crucifijo
Siete, ocho, no duermas aún
Nueve, diez, nunca dormirás



 El colegio de los Capuchinos insiste en dos aspectos:

1º El joven debe aprender a realizar un oficio que le ayude en la vida a superarse, a trabajar y a salir adelante.
2º Debe adquirir una formación humana, en valores profundos que lo constituyan en un hombre o mujer de bien.


 Dios golpea sin cesar las puertas de nuestro corazón. Siempre está deseoso de entrar. Si no penetra, la culpa es nuestra. San Ambrosio



Y no todo es frío.
El amor de unos amigos hacia este edificio se ha hecho patente en la limpieza y acondicionamiento de esta parte, para el descanso y las tertulias de la tarde. Al calor del fuego nacen amistades y la buena música clásica de autores reconocidos marcan el ritmo de los cortos días invernales.

3 comentarios:

  1. Juasjuasjuas, es que eres inigualable xDDD
    Como lo cuidamos al "pequeño" la buena música clásica es el punk no???
    Jesus, lo que digo eres la hostia!

    ResponderEliminar
  2. Que lugares más impresionantes y aún guardan cierto encanto.Enhorabuena por las fotos Jesus

    ResponderEliminar