jueves, 1 de noviembre de 2012

Hace años que no hay fronteras en Europa. De la época en que la GNR o la Guardia Civil controlaban (con más intensidad que ahora, pues aún lo siguen haciendo) la entrada y la salida de ambos países de personas y mercancias, quedan estos edificios.
Esta aduana está compuesta por los edificios principales, unas cocheras, un depósito de agua, una barrera que se subía y bajaba, y un campo de baloncesto.
El estado es de mala conservación, no obstante, el estar tapiado el acceso a los edificios principales se ha impedido el acceso a los gamberros.








3 comentarios:

  1. Hola Jesús, está muy bien el reportaje y se ve interesante el sitio a pesar de no haber podido pasar al interior, pero supongo que el tapiado ayuda a su conservación.
    ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Joer, que pena que esté tapiado, pero aún así es muy interesante ¿y si mañana nos echamos un partido de baloncesto? xDDD

    ResponderEliminar
  3. Que pena por ti no poder entrar, pero eslo que hay y cada vez más,
    Aun asi tiene su aquel.
    Saludos Jesús|

    ResponderEliminar